Qué ocurre cuando dejo de hacer ejercicio.

Qué ocurre en mi organismo cuando dejo de hacer ejercicio y cómo remediarlo.

Bien sea por un viaje, por una enfermedad, lesión, cambio de vida, por una etapa oscura de mi vida, motivos personales. Son varias las circunstancias por las que a veces me he visto forzado a dejar de practicar algún deporte.

Frecuentemente por un cambio de lugar de trabajo, simplemente por pereza o esas fases en las que ya no me motiva hacer ejercicio como antes, nos dejamos venir física y mentalmente durante un tiempo.

Por esos u otros motivos puede llegar un día que dejo de ir a correr, de hacer bicicleta o ir al gimnasio. Las pachangas de fútbol con los amigos o caminar por el precioso senderismo como el de El Bosque – Benamahoma, en Cádiz.

Qué ocurre cuando dejo de hacer ejercicio. Senderismo - LowLeveL.es 

Sea el que sea el motivo, suele pasar que un par de días de inactividad muscular, se alargan por un par de semanas… o lo que es peor. Años.

Sin lugar a dudas son, en la mayor parte de los casos inevitables, que te empujan a cambiar drásticamente tu modus operandi de vida.

 

Qué le ocurre a nuestro cuerpo cuando dejamos de hacer ejercicio regularmente.

Quizás la próxima vez que nos ocurra, tengamos la entereza y fuerza vital para no descuidar en nuestra vida lo más importante que tenemos. Nuestra salud.

Porque tener una buena salud y mantener una buena forma física, va a ayudarnos a resolver los retos y desafíos a los que tenemos que enfrentarnos en nuestra vida.

Las consecuencias de dejar de practicar deporte.

Qué ocurre cuando dejo de hacer ejercicio. Vuelta a la rutina. - LowLeveL.es 

¿Qué me pasa si dejo de hacer ejercicio durante un día?

Pues no pasa absolutamente nada destacable. Incluso es bueno tomar un descanso de vez en cuando de forma controlada.

Eso sí, te notarás más malhumorado de lo normal, porque estás acostumbrado a una rutina, y tu cerebro no le gusta romperla. Pero la verdad es que nos viene muy bien para recuperarnos. Hay incluso quien afirma que «el exceso de ejercicio mata».

¿Qué le ocurre a nuestro cuerpo cuando dejamos de hacer ejercicio durante unos días?

En realidad, no notarás grandes cambios. Tu organismo puede aprovechar para recuperarse del exceso de grandes actividades de deporte.

Además, nos ayudará a volvernos más fuertes. Debemos aprovechar el tiempo para diseñar nuevas rutinas para motivarnos.

Lo único que debemos evitar a toda costa estos días es una alimentación poco saludable.

Qué ocurre cuando dejo de hacer ejercicio durante una semana.

Aquí realmente empiezan los primeros problemas. Notaremos como la debilidad se apodera de nuestro cuerpo, encontrándonos más cansados de lo normal. Pero, si es realmente una semana, todo volverá a la normalidad en cuantos volvamos a nuestra rutina de ejercicios.

El problema, es que, si no seguimos nuestra rutina tras una semana de descanso, nuestro estado físico comenzará a grabarse. 

La capacidad aeróbica es la que permite al cuerpo transportar oxígeno de la sangre a los músculos. El problema, es que dicha capacidad disminuye considerablemente tras una o dos semanas de no hacer ejercicio.

La capacidad funcional del corazón también disminuye.

Qué ocurre cuando dejo de hacer ejercicio durante 2 semana.

 

Aquí nos encontramos con un grave problema. La cantidad de células de nuestro cuerpo ha disminuido considerablemente. Notarás que la capacidad cardíaca comienza a declinar. Aquí notarás como al subir escaleras, cargar con las bolsas de la compra y una leve carrera para coger el bus hace que te canses más.

Cómo afecta a nuestro cuerpo tras un mes de descanso de hacer ejercicio.

En esta circunstancia el abandono de la rutina de diaria de ejercicios se agrava. 

La frecuencia cardíaca en reposo aumenta de 4 a 15 latidos. La flexibilidad de tu corazón se pierde, así como la masa muscular que has ganado.

Estarás más estresado. En momentos determinados, no podrás recuperar el ritmo acelerado del corazón. Este largo periodo de reposo también influirá en la conciliación del sueño y descanso necesarios.

Perderás fuerza y lo que es aún peor, resistencia, debido a la disminución de impulsos nerviosos a las fibras musculares. Seguidamente notarás una pérdida real de masa muscular. No debemos confundir perder masa muscular con pérdida de peso en grasas.

El músculo, al no recibir el desafío habitual de ejercicio, comenzará a perder las proteínas que se absorben en la circulación sanguínea. Además, empezará a excretarse por la orina.

Otro de los principales problemas es que vas a empezar a acumular más grasa de lo habitual.

Por otro lado, al no realizar estiramiento por un tiempo, perderás flexibilidad muscular.

Los músculos y tendones comenzarán a retrotraerse a su posición habitual de descanso.

Recuerda que los músculos tienen memoria. 

Qué ocurre cuando dejo de hacer ejercicio. Los músculos tienen memoria - LowLeveL.es 

La solución pasa por recuperar nuestra rutina de ejercicios semanales de forma pausada y tranquila. Usando una debida tabla de estiramientos, antes y tras el ejercicio. No debemos forzar la máquina tras un largo periodo de descanso si no queremos correr con lesiones o accidentes.

Recuerda consultar a tu doctor titulado o profesionales del deporte capacitados antes de comenzar de nuevo a mover tu biorritmo.

Fuente: Universidad Internacional de Valencia. Maestría Oficial en Nutrición y Salud

Qué ocurre cuando dejo de hacer ejercicio. – LowLeveL.es 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.