Cuerpos 10 a base de nutrición, deportes y salud.

Reducción de peso para disfunción eréctil.

Reducción de peso para disfunción eréctil como soporte a las relaciones sexuales plenas y sanas.

La reducción de peso para disfunción eréctil es una de las medidas lógicas a tomar previo a cualquier tratamiento especializado.

Aproximadamente el 50% de los hombres mayores de 40 años experimentan disfunción eréctil.

Al mismo tiempo, la tasa de obesidad de los hombres es un poco más del 40%. Varios millones de hombres caen en ambas categorías, y eso no es coincidencia.

Existe una conexión significativa entre las dos condiciones en salud masculina.

Tener sobrepeso u obesidad es un factor de riesgo crítico para el desarrollo de la disfunción eréctil.

La forma más popular (ya menudo efectiva) de tratar esta alteración es con nuevos medicamentos para la disfunción eréctil.

Pero estos no curarán los problemas subyacentes ni quizás evitarán que la disfunción eréctil vuelva a ocurrir.

Para los hombres con sobrepeso significativo, existe una buena posibilidad de que la pérdida de peso pueda tratar la disfunción eréctil.

¿Qué es la disfunción eréctil?

La disfunción eréctil se define como la dificultad o incapacidad para lograr o mantener una erección lo suficientemente firme para tener relaciones sexuales.

Si bien no existe una causa única y definitiva de la disfunción eréctil, existen muchos factores de riesgo que aumentan las posibilidades de que ocurra.

Algunas de ellas son condiciones físicas y otras son psicológicas, como el estrés, la depresión y la ansiedad.

Es normal experimentar ocasionalmente «impotencia», pero cuando se vuelve más común y ocurre regularmente, puede ser el momento de hablar con profesionales titulados.

De esta forma se podrá tratar cuál es el mejor producto para la disfunción eréctil con seguridad.

Reducción de peso para disfunción eréctil no sólo para mayores.

Chica preocupada por la impotencia de su pareja. - LowLeveL.es

La disfunción eréctil se asocia más comúnmente con el envejecimiento, y aunque los hombres mayores corren un mayor riesgo, es posible que los hombres jóvenes también experimenten disfunción eréctil.

Algunas estimaciones sugieren que la prevalencia del 10% por cada década de vida; es decir, el 30% de los hombres de 30 años experimentarán disfunción eréctil y en los hombres de 60 años el 60%.

Dado que no existe una cura única para la disfunción eréctil, sólo puede tratar los síntomas y trabajar para reducir los factores de riesgo o las condiciones subyacentes.

Los medicamentos recetados son tratamientos populares y generalmente más efectivos para la disfunción eréctil, pero no son intervenciones que puedan resolver el problema por completo.

Para una solución a largo plazo, el mejor curso es identificar y tratar la causa raíz.

Además, debemos cerciorarnos que los profesionales estén al día en cuanto a lo último para la disfunción eréctil.

Mayor riesgo de disfunción eréctil con peso extra

No es de extrañar, llevar peso extra puede tener varios efectos negativos en su salud en general.

Una de las herramientas de evaluación más sencillas ( aunque con algunas limitaciones conocidas ) es el índice de masa corporal o IMC.

Esta medida numérica de la grasa corporal se basa en la altura y el peso de un hombre o mujer adultos.

El rango óptimo está entre 18,5 y 24,9 según los expertos en salud. Donde cualquier número superior a 25 indica sobrepeso y cualquier número superior a 30 indica obesidad.

Los hombres con un IMC entre 25 y 30, según los datos, tienen 1,5 veces más probabilidades de desarrollar impotencia sexual que los hombres con un IMC normal.

Los hombres con un IMC superior a 30 tienen tres veces más probabilidades de desarrollar disfunción eréctil.

Reducción de peso para disfunción eréctil. – LowLeveL.es

También podría gustarte
Deja un comentario